sábado, 17 de febrero de 2018

Ni muerta lo hago más !!! ( Soneto asonante)


Probar hay que probar siempre de todo,
porque aquel que no prueba no compara
y está feo decir yo de esta agua
no he bebido ni iré nunca a tal pozo.

Al coleto me quiero echar un sorbo
del soneto asonante, aunque sin gana.
No sé si es aprensión , pero tan mala
resulta que me sabe casi a lodo.

Porque versar así es que no es chicha
ni limoná, Es puedo aunque no quiero,
guiso enjundioso al que le falta sal.

Probé un poco, quedando de por vida
tan ahíta y contrita que ya puedo
decir alto : !Ni muerta lo hago más!.

Augurios



Rumor de surtidores
que con besos y risas se solapan,
aleteos de tórtolas que escapan
al azul celebrando sus amores


Guiños multicolores
busco en el aire, aunque sé que atrapan
destellos tras de los que se se agazapan
augurios mucho menos seductores


Ya no miro los posos del café.
Me olvido del futuro, pues presumo
que apenas es vacío en vuelto en humo


Otro día vivido y ¿para qué?
Para dejar constancia de una vida
ilusión tras derrota consumida.



viernes, 16 de febrero de 2018

Sorpresa atónita



Nunca dudó que más allá del agua
no hubiese más que agua
elemental y azul.

Y sin embargo
sintió que por momentos
su líquido universo se volvía
más ligero y traslúcido
y algo en su interior
se le adensaba

Sorpresa
atónita y redonda es lo que había
en los ojos del pez.

Incrédula
me reconozco sobre sus espejos.

Resultaba lo lógico pensar
que al amor que es  un verdadero amor
sólo el amor le sigue
y no esta gelidez
de existencia escarchada,
y no este lacerante
estupor.

Hoy lo sé:


existen ocasiones
en las que el horizonte es tan inasequible
tan oscuro y tan ruin
que es mejor ahogarse.

Y confiar en que quieran las mareas
depositar tus restos,liberados
del miedo y el dolor,
donde quieran los vientos y el destino.

Ser un destello más 
de nácar descuidado, otra concha
 que toma el Sol y olvida
sobre la arena espléndida de alguna ignota playa.









miércoles, 14 de febrero de 2018

Carne de papelera



Yo también ,cuando quiero, me someto
a una musa inconstante que a deshora
porque la roza el aire se acalora
y me mueve a escribir otro soneto.

Rimar por no callar, por el inquieto
placer de comprobar cómo desflora
vivo al verbo la lengua abusadora,
en un amén y medio lo enjareto.

Surgen, en un capricho de artificio,
pájaros de satén, flores de bruma,
emociones que salen del armario

Y así, por obra y arte de un oficio
que nunca  dominé, a vuelapluma
decoro un folio en blanco solitario.

Materialización de una quimera
que acaba siempre en una papelera .

Mujer orquesta ( XXV )



Te enseñaré a tocar la melodía
que mi piel atesora. En un momento
un virtuoso serás del instrumento,
bastan tus dedos y mi fantasía.

Nací mujer orquesta. Cada día,
según la dirección que lleve el viento,
soy banyo ,saxofón de triste acento,
arpa, guitarra, flauta, chirimía…

Guarda arpegios mi boca. Mis pezones
son la clave de sol. Si el vientre arqueo
los suspiros prolongo en calderones…

Compongo, si me alcanzas la utopía
de acompasar tu ritmo a mi deseo,
la décimonovena sinfonía.

También puede ocurrir que un desafecto
me haga desafinar… Nadie es perfecto.





Fruto



Se nos fueron muriendo todas las ilusiones
como flores tempranas heridas por el hielo,
acaso no pusimos el suficiente celo
en proteger sus pétalos de roces y abrasiones.

O quizás nos ganamos la ojeriza de un cielo
amarillo de envidia ante las bendiciones
que el amor nos brindaba y las delectaciones
que con solo mirarnos propiciaba el martelo.

Aunque lo más probable es que es solo un camelo
el querer que perdure y que todos sus dones
están predestinados a servir  de escarpelo.

Como esquirlas brillantes de un quebrado espejuelo
que inocentes se clavan en nuestros corazones
y le ofrecen su fruto granado al desconsuelo.










La Flor del Paraíso




Te encelas tras mi olor, que es sugerencia
de que existe una Flor del Paraíso,
testimonio de un Dios que en ella quiso
probar que todo en Él no es inclemencia.

En mi cuerpo es Abril, por donde piso
brotan jardines en efervescencia,
que tú, cauto y armado de prudencia,
vas explorando al ritmo que es preciso.

Recorres palmo a palma sus rincones
en busca del placer más recoleto
y tanto amor y tanto empeño pones
en regalarme nuevas sensaciones ,
que ese negro jazmín que es mi secreto,
se te entrega en la esencia de sus dones.

Regalo


A mí no me hace falta que hoy me dejes
el desayuno hecho
y un corazón relleno de ricos pralinés
junto al té sin azúcar.
Ni una nota romántica ingenuamente cursi
al lado de una alhaja en la mesilla.
Ni en la la almohada una flor....

El chocolate engorda.
Las palabritas huecas me empalagan.
Los diamantes de sangre nunca pueden
competir con el brillo de mis ojos.

Y para rosas, ya están mis mejillas,
que aborrezco los pétalos que huelen
a miseria, a surcos de injusticia,
 a lágrimas y a ríos de sudor.

Ya sabes cómo soy
de extraña y divergente,
y hoy solo quiero un tigre de Bengala
para darme el capricho
de ir matando con él aburrimientos
de ir domesticándolo a base de caricias
hasta volverlo un oso de peluche
de esos que desprenden
tibieza y suavidad

De esos que de noche
abrazas y te abrazan
y te quitan los miedos y las penas.

Y te duermes con ellos, sosegada
con la misma confianza y abandono
de cuando eras niña
porque saben llevarte blandamente
hasta el umbral del sueño
mientras van susurrándote al oído
mil poemas de amor.



lunes, 12 de febrero de 2018

Pedradas ( La rebelión de las palabras)



A veces las palabras se rebelan
y se niegan ser utilizadas
por las bocas que están domesticadas
y las dicen de un modo que no agredan.

Huyen de las sintaxis rebuscadas
y de juegos florales y recelan
de lindezas eufónicas ,que alelan
voluntades que están ya anestesiadas.

Prefieren esos labios que excarcelan
sus recuas de verdades silenciadas
y las lanzan al aire ,tan airadas
que buscan acertar donde más duelan.

Es entonces,queriendo ser pedradas,
cuando con mucha más altura vuelan.


Exaltación del soneto



Con un soneto alcanzas cualquier cosa
Puedes cantarle al éxtasis del trino,
capturar sin herir la mariposa,
o exaltar la excelencia de un buen vino.


Espulgar de la vida la espinosa
realidad prosaica,el desatino
cotidiano olvidar, pintar de rosa
cada piedra que surge en tu camino...

Amor, humor, dolor, sorpresa , miedo...
todos caben en él, nadie limita
si no tú lo que está en tu imaginario.

Mi pluma le confío, sé que puedo
volar si es que consigo abrir la espita
de su espíritu inquieto y libertario.

Inspiración


Del lugar desde donde es un rito el silencio
y se olvida de cómo el cantar nos libera,
vestida con el traje austero de romera
regreso hasta las tierras que añoro y aquerencio

A pesar que el camino me ha dejado algo trunca
la agilidad y traigo la agudeza descalza,
si es que encuentro el zapato que a medida me calza
aquí llego dispuesta a bailar como nunca

Porque la voz me llega , que ,a la convocatoria
de dios sabe qué musas,le ha vuelto la memoria
y las ganas de hacerse musical desatino.

Irreverencia en danza que al verbo da maltrato
con que perder el tiempo y pasar un buen rato
verseando de todo lo humano y lo divino.



Juegos y jardines


Escribir un soneto en asonante
es  para mí un novedoso  reto ,
no me importa el jardín en que me meto
si veo que resulta interesante.


Puede ser que la fiesta tan campante
termine y enjarete un chispoleto
decir del de catorce o mi alfabeto
me pierda y que mis pies salgan delante.

No es cosa de sentir desasosiego
por tan poco, me embarco en la partida
pensando que se encuentran de mi parte
lo que tengo de suerte y algo arte,
que en perder o ganar no va la vida
y que  el puro  placer está en el juego



Aquelarre



! Vayamos a la fiesta del cabrón
de retorcidos cuernos colorados!
Si te gustan los más negros bocados,
es esta la ocasión.

En esta feria de la sinrazón
hasta para comprarte una mortaja
has de empeñar la llave de la caja
del mismo corazón.

Si quieres ocupar el partenón
de los golfos, los putos enchufados,
los arribistas,los recomendados,
no tienes otra opción.

Has de vestirte acorde a la ocasión.
Es mejor que lucir tu propia jeta
agenciarse una impávida careta
de sólido cartón.

Hay quien se viste de Napoleón
de adivino, de Papa, de pastora,
de zorro,de putón, de esclava mora,
de Bambi o Rey León. 

De pobre diablo, loco o santurrón;
de rana azul, de príncipe de malva,
de bruja o -la ocasión la pintan calva-
 de  puta o  bujarrón. 


Hay quien revuelve el fondo de un cajón 
para ver de encontrar esa armadura
con que librar su cara, no tan dura,
si salta un bofetón.

Conviene bailar justo al mismo son
que toquen sus roqueros : " Por las Llagas
del Gólgota" , " Babel", " Las Siete Plagas",
" La Santa Inquisición"...

A cambio dan menú degustación:
miedo ,superstición , su chispa de Óleo
Santo, su sangre fresca, su petróleo...
! Menudo salpicón!.

Y al final, ya lo sabes, ! Botellón!!!:
Caspa, gargajos, pedos con orines,
Anís del Mono y agua de litines
todo de garrafón. 

Siempre hay algunos , por su educación,
que en tal bocado no hallan apetencia.
Sólo miran, es cosa de conciencia,
como de refilón.

Y otros incluso escapan del montón
de tanto cerdo plácido y masoca,
tanto aprendiz de lobo...!Y no les toca
ni un mal cucharón!.

Luego están tantos pobres , son legión,
que  darían su alma por entrar,
pero que sólo pueden envidiar
desde algún balcón.

Al menos gozarán de  la función.
Con una escoba que hasta a dios lo barre
para el infierno ,acaba el akelarre
! Fue todo diversión!.

! Vayamos a la fiesta del roscón!!
El azufre con miel oculta el gusto
que en la mosca atrapada deja el susto
del  secreto aguijón. 

! Vayamos a la fiesta del tizón
y del atizador! ! Pasen y vean
señores! ! Aunque ustedes no lo crean
no existe salvación!.

! Vayamos a la fiesta...!
...! De un tirón
arráncate los ojos! !Que no sea
 su sensililidad tu perdición! 


jueves, 8 de febrero de 2018

Evocación



Ahora sé lo absurdo que resulta
alentar la insensata, desigual competencia,
de textura y aroma

Concibo
dentro de mi un germen
puro, esperanzador,
lleno de claridad.

No sé que viento trajo
hasta mi su semilla diminuta
solo sé que palpita
y crece
y busca el modo
de parirse , alumbrándome
con el descubrimiento redentor
de su verdad.

Esa verdad que al tiempo que me asombra
me sirve de consuelo.

Que la belleza y más
aquella que es humilde y va de incógnito
trasciende a la embriaguez fugaz de los sentidos.

Es esa evocación sutil que permanece
sin que nada ni nadie consigan marchitarla.

Un rumor de quietud


Quién nos iba a decir que cualquier tarde
no habríamos de ver sobre el ocaso
los suspiros arder
ni derretirse
en el temblor del aire , que se arroba
con la canción del ave ensimismada,
la esencia del latido

Ya no nos queda tiempo
para perdernos en las ebriedades

Es hora
de atrapar lo concreto,
de entornar las ventanas y de irse acostumbrando
a las sombras austeras y al olor mortecino
de las flores que  llevan siglos ya en los jarrones
escanciando su esencia por la patria de nadie,
a que se vuelvan largos los minutos
y frágiles los nombres comunes de las cosas.

A que imponga su ritmo
un rumor de quietud.

No sirve el obstinarse
en salvar lo que queda, este impertérrita
terquedad de los huesos ,a pesar del cansancio
-o quizás por lo mismo-,
en ser caja de música.

Todo,
ocurre para nada.
También esta belleza
que fluye por la sangre
y quiere regalarse sobre el mundo
como un caudal alegre de pulsiones.

Todo
debe cumplir su sino
de vaciarse
en brazos del instante que le toca.

Y luego diluirse
suavemente en el éter ,donde nada se pierde.

Donde todo pervive como un eco que viaja
 de silencio en silencio hacia la eternidad






Soneto perfecto


Un soneto escribí en la calentura
de una noche de Abril, bajo el efecto
de un revuelo de olores , que directo
me llegó al corazón con su mixtura.

Bajo el imperio de su dictadura,
rosa y cursi, me impuso su dialecto,
el caldo de cultivo predilecto
para la desmedida floritura

No importa si salió algo imperfecto,
si absorta en el jardín de la premura
no me dio para más el intelecto.

Importa el que en un rapto de ternura
sobre tu espalda transcribí mi afecto...
!Y era tan perfecta su cálida textura...!


Sin prisa y felizmente



Yo soy de las que van sin mucha prisa
gastando su existencia , al compás vivo
de un reloj que se mueve alternativo
adelante o atrás, según la brisa.

Para quien tantas horas decomisa
a la vida y las pierde sin motivo,
seguramente hay un adjetivo,
no el nombre que me doy de poetisa.

Digamos que no creo en la demencia,
a pesar que me sé la antología
de lo contradictorio e incongruente.

Que cada cual decora a conveniencia .
su universo según le viene el día,
y es loco a su manera. Felizmente.

De puntillas


Cualquier sendero lleva al arco iris,
si andas
- me dijeron-
sin detenerte nunca.

Si vas por la derecha y rectamente,
buscando tu horizonte ,
pisando sobre el barro y las espinas
con determinación

Lo que nadie me dijo
es que el cielo no tiene por costumbre
regalar sus colores.

Que siempre tiene sed,
y el precio que se cobra
a cambio del efímero prodigio
es servirte su cóctel de hielos y tormentas
hasta que obtiene su ración de lágrimas.

Después,saciado ya
la calma vuelve , y en el sopor se sume
el vientre celestial.
De puntillas, ahora ,
paso por el camino de la vida,
sin meter mucho ruido.

Voy pisando despacio
para no perturbar el sueño de los dioses.

No sea que despierten
y recuerden con furia renovada
su hambre inmemorial .





Airosa



La falda te menea
el aire y se esclaviza al arquitrabe
de tus muslos de mármol sin que acabe
la caricia en que tanto se recrea.

Pierde el aliento luego por la suave
tentación de tu vientre, curiosea
por tus senos de mirto y azalea
donde la dicha cabe.

Después en las almenas
de tus hombros reposa. Rezagado,
tortolilla ,indecisa de su vuelo.

Y entiende ,cuando alcanza las serenas
cumbres de tus mejillas, que ha llegado
feliz,por fin al cielo.

Luego, un respiro
en tus labios se toma y extasiado
se hace suspiro.


María


María
( Esto no es un cuento y María no es la Bella Durmiente)

Érase una vez...
aquí o allí, no importa el tiempo o el lugar
un bello país...
este o aquel,pues para el caso nos da igual,
en el que al nacer
a cada uno le daban un tesoro, sin más,
ojos para ver,
 un par de manos
y dos piernas para andar...

Mente para aprender
y una voz clara con la que cantar.

No sé qué día fue,
quizás fue un jueves como todos los demás,
cuando ella nació,
nueva promesa de una primavera más,
pero un hada cruel
puso en su frente su mano misteriosa y fatal
y a ella le negó,
sin más razones su parte
en la herencia universal

Y María fue
ya diferente a todos los demás.

¿Qué sucedió?
¿ Qué aliento gris empañó ese cristal?
¿ Qué viento helado
se cierne sobre esta azucena?
Pero en las ojos de la nena
brilla un destello muy especial,
como una luz limpia y serena
que habla en silencio de eternidad.

Ayúdale a María
a caminar día tras día.

Sonríele a María,
y ayúdale
a sonreír.

Aunque se buscó
quien la curase entre los sabios del lugar,
nunca se encontró
ningún remedio que la hiciese mejorar,
no se presentó
príncipe o hada madrina
que conjurasen su mal
y María debió
vivir inmersa en su singularidad.

Nos toca a ti y a mí
besar su frente para que eche a andar.

¿Qué sucedió?
¿ Qué aliento gris empañó ese cristal?
¿ Qué viento helado
se cierne sobre esta azucena?
Pero en las ojos de la nena
brilla un destello muy especial,
como una luz limpia y serena
que habla en silencio de eternidad.

Ayúdale a María
a caminar día tras día.

Sonríele a María,
y ayúdale
a sonreír.

Ayúdale a María
a caminar día tras día.

Sonríele a María,
y ayúdale
a sonreír.

Sonríele a María,
y ayúdale
a sonreír.